Cómo mantener en buen estado los dientes de leche

Los dientes de leche son aquellos que erupcionan durante la primera dentición, que suele ocurrir entre los cinco meses de nacidos y se extiende hasta los tres años. Esta etapa es ideal para inculcar a nuestros hijos los hábitos de higiene dental que los acompañarán toda su vida.

Por esta razón, los odontólogos recomiendan que una vez se forman las primeras hileras de dientes debes comenzar a enseñarles a usar el cepillo suave, la pasta de dientes y la seda dental.

Antes de la primera dentición debes limpiar las encías de los bebés rutinariamente después de cada comida, con un paño suave o un dedal dental especial humedecido solo con agua estéril.

A continuación, te damos algunas recomendaciones según la etapa en que se encuentra el niño.

Primera etapa, desde el nacimiento hasta los dos años

Como dijimos, para evitar que se forme una desagradable capa de bacterias llamada placa bacteriana, es necesario que uses un paño suave para limpiar las encías de tu hijo después de amamantarlo o darle el biberón.

Cuando inicia la dentición, lo mejor es que de inmediato le crees el hábito de usar el cepillo dental. Para eso debes cepillar sus dientes durante dos minutos al menos en dos ocasiones al día.

Existen cepillos especiales de cerdas suaves hechos para este momento de la vida. En la farmacia o en el supermercado. También puedes encontrar pasta de dientes especial para niños, con sabores agradables y sin flúor, especialmente formulada para ellos.

Segunda etapa, de los dos a los cuatro años

Durante esta etapa debes estimular a los niños para que ellos se cepillen solos su dentadura. Lo más aconsejable es que lo hagas por ellos en varias ocasiones para que aprendan bien la técnica.

Para hacerlo debes concentrarte en los dientes que intervienen en la masticación, en especial los molares que suelen ser los primeros en formar caries.

También se aconseja iniciar el uso de pasta de dientes con flúor, un cepillo de cerdas suaves para niños. Éstos vienen en colores divertidos y con motivos de las series animadas que les gustan a ellos, haciendo todo más fácil.

Otra medida que debes tener en cuenta para conservar la salud de los dientes de leche es limitar el consumo de bebidas azucaradas y golosinas. Éstas son la principal causa de formación de las caries en niños.

Tercera etapa, entre los cuatro y los siete años de edad

Durante esta etapa la clave es la supervisión. Además de las rutinas anteriores, debes mantener siempre atención sobre la técnica de cepillado de los niños, te sugerimos que les repases el cepillado de los dientes al menos dos veces al día, durante la mañana y antes de acostarse.

Cuarta etapa, desde los ocho años hasta completar la segunda dentición

Digamos que esta es la etapa final de la infancia. Durante este período se deben reafirmar y dejar para siempre los hábitos iniciados desde la primera etapa.

Cepillado cotidiano después de cada comida, antes de ir a dormir y por la mañana al levantarse. Uso de pasta de dientes con flúor y seda dental. Al menos dos minutos de cepillado vigoroso en dientes y lengua.

Todo esto, sumado a una alimentación equilibrada y saludable preservarán la salud dental de tus hijos toda la vida.

About The Author

Leave Comment