La conveniencia del uso de retenedores después de la ortodoncia

El uso de retenedores después de la ortodoncia es la última fase por la que tendrás que pasar para finalizar este tratamiento dental. Pero, ¿qué son exactamente? ¿Cuánto tiempo tendrás que llevarlos? Te resolvemos estas y otras dudas en el siguiente artículo.

¿Qué son los retenedores?

Un retenedor es un dispositivo que se coloca una vez ha finalizado la parte activa de movimiento de cualquier tratamiento de ortodoncia y se considera que se ha alcanzado el objetivo que se planificó para el caso. Es fundamental para evitar que los dientes vuelvan a su posición original. Lo conveniente es comenzarlo inmediatamente a la finalización del tratamiento. 

La fase final de retención es decisiva. Si la realizas siguiendo las indicaciones del ortodoncista conseguirás mantener los resultados obtenidos con la ortodoncia. De lo contrario, es más que probable que tus piezas dentales se desplacen de nuevo. Hay pacientes que incluso se han tenido que someter a un segundo tratamiento de ortodoncia al no respetar la fase de retención.

Tipos de retenedores

A grandes rasgos, existen dos principales tipos de retenedores. Aunque no pueden llevarse simultáneamente, sí pueden combinarse entre la arcada superior e inferior. Será el ortodoncista quien determine la conveniencia de uno u otro según tus características.

Retenedor fijo

Por norma general, es un fino alambre trenzado y cementado de canino a canino. Se coloca en la zona lingual o palatina, resultando totalmente imperceptible. Su principal ventaja es su comodidad para el usuario pero su elección ya no es tan generalizada desde el punto de vista del profesional por la dificultad de higiene que supone para el paciente y los perjuicios que esto acarrea. Además en muchas ocasiones el retenedor puede dañarse sin que el paciente se dé cuenta, dejando de ejercer su función durante largos periodo de tiempo hasta que se acude a revisión.

Retenedor removible

El retenedor removible es una férula transparente realizada a la medida de tu boca.

Como indica su nombre, este aparato cuenta con la ventaja de poderlo quitar y poner, lo que permite una perfecta higiene y control sobre su estado. Por ello su uso está cada vez más generalizado. Normalmente se comienza con un periodo de uso a tiempo completo y progresivamente se va modulando su uso hasta que queda únicamente para dormir.

Uso de retenedores después de la ortodoncia

Una de las preguntas que más repiten los pacientes cuando se les comunica la conveniencia de los retenedores es “¿cuánto tiempo tendré que usarlos?”.

La retención de un tratamiento de ortodoncia, si quieren mantenerse los resultados obtenidos, puede durar toda la vida ya que los dientes se mueven a lo largo de toda esta. Eso sí, la manera de llevarla a cabo dependerá de cada caso y de lo que el ortodoncista considere oportuno.

En definitiva, el uso de retenedores después de la ortodoncia es una parte fundamental del proceso. Son los encargados de garantizar que tu sonrisa permanezca inalterable con el paso de los años una vez se haya retirado el aparato.

Si tienes cualquier duda sobre el uso de retenedores después de la ortodoncia, no dudes en contactar con nuestro equipo que te atenderá sin compromiso.

About The Author

Leave Comment