¿Qué es y para qué sirve el sellado dental?

No hay duda de que la caries es una de las afecciones bucodentales mas comunes y una de las palabras mas temidas por nuestros pacientes.

Esta enfermedad ataca a nuestros dientes desmineralizándolos, disolviendo el esmalte que lo protege y destruye gradualmente los tejidos del diente, la dentina y posteriormente puede llegar hasta el nervio, pudiendo llegar a suponer su pérdida definitiva.

Según el consejo de dentistas, el 95% de los adultos tiene caries y en el en el caso de los niños existe un mayor riesgo de desarrollarlas por lo que una de las maneras de poder prevenirlas es el sellado dental.

Te contamos en que consiste.

¿Qué es el sellado dental?

Como comentábamos anteriormente, la caries es una enfermedad que de no tratarse a tiempo puede conllevar serios problemas para nuestra salud bucodental.

En este sentido hemos mencionado en muchos de nuestros artículos, sobre la importancia de prevenirlas llevando una correcta higiene bucodental con el correcto cepillado dental, llevar una correcta dieta evitando alimentos azucarados o revisiones periódicas al dentista.

Los selladores de fosas y fisuras son un método de prevención utilizado en niños que consiste en colocar una resina similar a la utilizada para realizar obturaciones en las fosas y fisuras de los molares permanentes, dentro de un periodo determinado después de su completa erupción.

De esta forma conseguimos que estas fosas y fisuras que son muy profundas, marcadas, difíciles de cepillar y tendentes a acumular restos de alimentos si la higiene no es muy buena, se vuelvan una superficie más sencilla de higienizar.

¿Cómo se aplica?

En primer lugar, es importante resaltar que es el odontopediatra el que debe evaluar si es necesario realizar el sellado o no a nuestros hijos, valorando a cada niño según su higiene, sus hábitos, el estado general de su salud bucal y el momento idóneo para realizar este procedimiento.

El proceso es muy sencillo e indoloro, consiste inicialmente en realizar una pequeña limpieza, posteriormente se prepara el diente y se procede a aplicar la resina en las fisuras, fosas y pequeñas cavidades sanas.

Estos selladores nunca sustituirán ni harán menos necesaria una correcta higiene y deberán ser revisados periódicamente por el profesional ya que si se deterioraran o filtraran sería necesario cambiarlos inmediatamente.

En cualquier caso, si necesitas mas información sobre el sellado dental, no dudes en contactar con nuestro equipo y te atenderemos sin compromiso.

About The Author

Leave Comment